REGARDS SUR LA TABLE VERTE

Olga de Soto ha elegido centrarse en la relación de ese primer público con la obra original, en un contexto ansiogénico provocado por la explosión del nazismo en Alemania. ¡Pero no se detiene ahí! Siguiendo las huellas de las numerosas representaciones del ballet, a lo largo de las décadas hasta el siglo XXI, explora la polisemia de la obra, la relación entre la elección de las interpretaciones y los contextos sociales. Al presentar entrevistas tanto de público como de artistas, montajes de audio y proyecciones, traza a través de un hilo el desplazamiento de una obra, efímera ciertamente, pero cuyo recorrido refleja la evolución de los movimientos políticos. Un viaje fascinante con el arte como brújula…

Guy Schneider, Capturer les instants, Nouvelles Genève (CH), 3 de enero de 2014

 

Con Olga de Soto entramos en el territorio de la emoción fuerte - es el trabajo que más me ha impactado -. La obra nos relata, gracias a tres films diferentes, un espectáculo que no vemos, y a pesar de esa ausencia, la propuesta es realmente conmovedora.

Martine Beguin, Un temps sur mesure : la performance en expo, Les matinales d'Espace 2, RTS / Radio Télévision Suisse, 13 de febrero de 2014

 

Durante seis años, Olga de Soto ha recopilado testimonios de espectadores que han visto el espectáculo [La mesa verde] en diferentes países y épocas, así como de bailarines que lo han interpretado. ¿Qué rastro deja la obra tras de sí? Según las personas entrevistadas, crea un punto de resonancia entre su trayectoria personal y la historia del mundo. Desde el punto de vista del visitante, cada testimonio le permite "renacer" bajo una nueva forma, singular e intensa, trazando una serie de variaciones que parecen provocadas por un campo magnético alrededor del espectáculo. (...) Esta exposición en Ginebra cruza las fronteras con una facilidad extraordinaria llegando a hacerse eco de las exposiciones parisinas de Pierre Huyghe, en Beaubourg, o de Philippe Parreno, en el Palais de Tokyo. ¿Cómo dar una forma viva a las obras plásticas o una forma plástica al arte vivo? Los intentos aquí presentados transforman realmente el espacio de exposición en un laboratorio fantástico en el que experimentar con nuestras propias percepciones.

Carine Bel, À la Villa Bernasconi à Genève  Le corps à l'œuvre, ArtsHebdoMedias (CH), 19 de febrero de 2014

 

¿Cómo guardar la huella, y no el simple recuerdo, de un espectáculo o de una performance, efímeros por definición, ya sea danza, teatro o arte contemporáneo? La imagen o la voz pueden conseguir dar un cuerpo a ese "arte furtivo". Sobre este tema, y en el marco del Festival Antigel, la Villa Bernasconi da la bienvenida a varios artistas de la escena, que prolongan sus propias acciones a través de medios tales como la fotografía, el cine o el dibujo. Dichos artistas, casualmente, son todas mujeres, formadas en escuelas de arte o danza en España: Esther Ferrer, La Ribot, Olga de Soto, Olga Mesa. La exposición propuesta por la Villa Bernasconi aborda el tema del cuerpo, que vive y se mueve hoy y ahora, y del cual permanecen las imágenes, para mañana y para los próximos años...

Laurence Chauvy, Un temps sur mesure, Le Temps (CH), 19 de febrero de 2014

<